Pages

13 feb. 2014

Lo ideal y lo terrenal

La guerra de Troya no tuvo lugar por la Helena, la mujer de carne y hueso. Conformada por la naturaleza, la Helena terrenal debió de haber tenido imperfecciones y defectos. La Guerra de Troya en realidad, tuvo como causa una estatua de Helena. Dicha estatua, al ser obra del arte, pudo ser perfecta, y la prolongada guerra se libró por su belleza.
- Bellori

El nacimiento de Venus, Bouregueau

A pesar del canon establecido por la sociedad, el ser más profundo que llevamos dentro se cansa de esa perfección terrenal impuesta cuando descubre que no es tan perfecta, e ahí donde radica lo interesante de esta vida, acabar descubriendo la belleza por las imperfecciones. Y e ahí el motivo de los amantes del arte, el único ideal e inmutable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario